Cuando sales a vender allá afuera, siempre te vas a encontrar con todo tipo de experiencias, tanto positivas como las que no lo son tanto. Vender tus productos o servicios en un mundo tan globalizado y competido puede ser algo complejo cuando estás dando tus primeros pasos, por ello hoy te recomendamos 5 útiles estrategias para mejorar tu capacidad de persuasión y convertir ese seco y desalentador “no”  en un entusiasmado ¡SI!.

1. Obtén una pista
“No” no siempre significa negativo. Muchas veces es sólo una respuesta más fácil a “No estoy seguro” o “No sé” o “No estoy listo en este momento para darte una respuesta”. Así que el primer paso es ser capaz de determinar si un no es simplemente una forma de conseguir más tiempo. Los dueños de negocios con los que trabajes generalmente te dirán que no porque es más fácil y ahorra tiempo, pero no te desanimes, más bien, aprende a ser más perceptivo con el lenguaje corporal de la gente además de mejorar tu capacidad de escuchar a los demás. 

2. No eres tú, soy yo
La frase para terminar una relación de George Constanza, también es aplicable a los negocios. Si escuchas ‘no’ demasiado seguido probablemente sea una señal de que estás haciendo algo mal. El reto es descubrir qué es, analízate y trata de identificar si tu fueras el cliente, qué te gustaría escuchar de alguien que trata de forma convincente de venderte sus servicios.

3. Lidia con las objeciones
 “Cada venta tiene cinco obstáculos básicos: no necesidad, no dinero, no prisa, no deseo, no confianza”.   Al entender que un no podría realmente significar que un prospecto está preocupado por algunas de las objeciones que propone Ziglar, estarás mejor armado con la habilidad de manejar esas dudas. Si aprendes cómo lidiar eficazmente con los miedos y objeciones, cualesquiera que sean, entonces un ‘no’ no necesariamente sea la respuesta definitiva.

4. Mejóralo
Jack Canfield compartió un principio que él usa para convertir un no o un tal vez en un sí. Él le llama “10”. Después de dar un discurso o una propuesta, él le pregunta a los prospectos:  ¿Mi propuesta se saca un 10? De no ser así, ¿qué le falta para que la consideres un 10?”. ¡Pregúntaselo a tu cliente de forma amable y comprensiva! 

5. No lo tomes muy seriamente
Tener la actitud correcta hacia un no puede realmente abrirte el paso a obtener muchos sí. Después de todo, ¿qué es un no excepto un preludio al siguiente sí? Mientras sigas aventando cosas hacia la pared, eventualmente algo se quedará pegado.

¿Quieres mejorar tus ventas? Llama a un experto, no te cuesta nada y te enviamos a un representante hasta donde quiera que estés.

hola@vleeko.com

Google-Partner-Logo-Horizontal-large