La habitualidad con la que hoy en día se consume internet, puede generar una percepción de que su utilidad y forma de operar siempre estuvo optimizada al máximo y fue la maravilla que es en la actualidad. Y, aunque efectivamente fue una maravilla desde el primer momento en que fue del dominio popular, un recuento de cómo eran algunas cosas en el pasado, en la década de los noventas y principios de los dos mil, nos hará valorar todavía mucho más la grandiosa herramienta en la que el internet está convertido en estos momentos.

Más allá del gran incremento de conexiones de 15 años para acá que, de hecho, ahora pueden hacerse de una manera que antes era imposible –con el teléfono móvil–, existen ciertos puntos en específico que marcan una clara diferencia entre el internet de antes y el de ahora. Estos son los más relevantes:

Conectarse a internet hacía ruido

modemPara muchos odioso, para mucho agradable, lo cierto es que cada que era requerido el uso del internet, por medio de un módem, los siguientes 20 segundos traían consigo sonidos que, de no existir, eran incapaces de poder generar una conexión.

El polémico y popular Hotmail

Dado que su prefijo era ‘hot’ (caliente) en sus inicios se le llegó a asociar con cuestiones ‘para adultos’. Como quiera, se volvió el primer servicio de correo electrónico de trascendencia mundial y, aunque hoy ya ha sido desbancado por Gmail, sigue teniendo muchísimos adeptos.

La fastidiosa campaña de America Online

En los centros comerciales de diversas ciudades, al menos en México, AOL se encargó de potencializar la contaminación con su interminable repartición de CDs que regalaban internet gratis. Aunque, para quien no lo vivió, podría parecer algo agradable, la realidad dicta que era tal el exceso, que se veía una innumerable cantidad de discos tirados e, incluso, muchos niños los llegaban a usar como frisbees.

Latinchat y Starmedia, los precursores de la mensajería instantánea

Los famosos chats, que poco a poco fueron obteniendo mala fama, fueron los iniciadores de la revolución en comunicación en línea, de los tan populares mensajeros.

98zfr7Lo más cercano a ‘tuitear’ era cambiar el ’estado’ del MSN Messenger

Aunque hoy Twitter es una de las plataformas más populares en línea, hace tan solo 10 años a lo máximo que se aspiraba para expresar un pensamiento corto, era el estado del Messenger. Aunque servía para lo mismo, expresar algo en un momento preciso, la gran diferencia de no quedar registrado para la posteridad, definitivamente lo hace diferente.

Cargar un video era eterno

Cualquier video, el más corto que se pudiera imaginar, llegaba a tardar hasta 15 minutos para poder ser visualizado. Si para muchos es tedioso siquiera ver un video en YouTube de tal duración, solo imaginar el  desperdicio de un cuarto de hora para lograrlo, es algo verdaderamente impactante.

nscape6

Netscape, el primer navegador

Mientras el gran dominador de la actualidad es Google Chrome y aunque las quejas por Internet Explorer son cada vez mayores, al grado de pensar con argumentos en su potencial desaparición en el futuro, ni uno ni otro estaba presente en los inicios del apogeo del intenapster1rnet. Netscape era la única opción y a eso se tenía que atener el usuario.

Descarga y robo de canciones

ITunes es el rey de la venta de música en línea. Sin embargo, en los inicios del internet, Napster era la única manera de acceder a descargas de música en línea. Posteriormente, Ares y Limewire, permitieron descargar archivos (de forma ilegal) gratis para cualquier computadora.

El lag de los mensajeros

Era sumamente común mandar un mensaje y que éste se perdiera o estancara en algún lugar y llegara después de mucho tiempo o incluso no llegara. Hoy, ese problema está casi erradicado, ‘casi’ porque llega a pasar, pero muy rara vez.

Edgar_se_caeEl cambio en la viralización de videos de Youtube

La llegada del primer video viral de YouTube en México –‘La caída de Edgar’– fue tan impactante, que hasta la misma compañía lo contactó para estar presente en ciertos de sus eventos. En la actualidad, la viralización de un video al grado de llegar a millones de visitas, no espera lapsos mayores a un mes y, ciertamente, no impulsará a la compañía (hoy Google) a agradecer absolutamente nada al protagonista.

El casi obligatorio uso de Flash para diseñar páginas

Todos los diseñadores web recurrían a Flash para hacer sus sitios, aun cuando solo alentaba la página. Si en la actualidad, a eso se le agrega su nula aceptación dispositivos móviles, Flash ya no convence y ha sido casi en su totalidad desechado para diseños web.

Y estos son pequeños parteaguas entre el hoy y el ayer de internet. Si se vivieron, seguramente se recordarán con nostalgia, si no se vivieron suenan como a cuestiones muy ajenas a la realidad del internet del ahora.